/ / / / / / / / / / / / / /      Anais Digitais      / / / / / / / / / / / / / /

  Voltar para a lista
 
  Título
Hacia la mudurez en el uso de la música en el cine africano.
Autor
Beatriz Leal Riesco
Resumo Expandido
Aún hoy el análisis en toda su complejidad del uso del sonido en el cine es un aspecto habitualmente menospreciado u olvidado en aras de la omnipresente dictadura de la imagen. Si a esto unimos la gran importancia que en África tienen la música y la danza de por sí, concluiremos que estudiar lo musical en este cine es una tarea pendiente.

La música como manifestación cultural es lugar privilegiado donde estudiar representaciones identitarias e ideológicas, pero además, su uso artístico subversivo y dialogante es capaz de mostrarnos decisiones formales ligadas a dinámicas de poder y dominación. Este papel revelador tiene una interesante función positiva: proponer posibilidades de encuentro necesarias porque, como dice Abdehrramane Sissako: “entre Occidente y África no hay intercambio, entendido como dos cosas que se encuentran”. Quizá en la música y en su recepción se abra un espacio donde se produzca. Tal viaje de ida y vuelta entre Occidente y África si bien no ha sido especialmente fructífero en otros ámbitos, sí lo ha sido en el musical desde hace años. El papel crucial de la música africana como lugar de intercambio se ve confirmado en el uso consciente y experimentador que de ella hacen ciertos cineastas africanos.

Encontrar líneas comunes en el uso de música y danza en el conjunto del cine africano excede mi análisis. De este rico y complejo continente estudiaré filmes de la zona francófona de África occidental, en concreto (por su cantidad y calidad artística incuestionable) del pionero Ousmane Sembene y de los cineastas contemporáneos Abdehrramane Sissako y Moussa Sené Absa.

A lo largo de cinco décadas de cine africano, algunos directores han entendido la necesidad de utilizar la música para lograr objetivos programáticos: en un primer momento se trataba de construir la recientemente creada nación propia y a este trabajo se encomendaron críticamente directores como Sembene. También vieron la necesidad de recuperar la memoria histórica intencionalmente sepultada por los colonizadores, ofreciendo alternativas al colonialismo y neocolonialismo dominantes. Asimismo, entendieron la importancia de crear una teoría africana para las prácticas culturales y sociales propias. En este ambiente, el cine jugó un papel central. El hecho de que el nuevo arte fuese hijo de un siglo XX colonizador unido a la fuerza del lenguaje audiovisual, llevó a cineastas a considerarlo el medio privilegiado de lucha frente a las injusticias de su realidad. Estos primeros directores africanos eran conscientes de su problemática y del poder que, a través de las imágenes y en especial del sonido, el cine tenía en la construcción de una identidad africana en oposición al paternalismo reaccionario conceptual occidental. La música, lenguaje poderosísimo y manifestación artística, industrial y cultural, nos hace entender problemas como el de la identificación y el de la naturaleza del arte popular y su importancia en la vida africana, y su uso subversivo sirve para combatir estereotipos largamente aceptados. En este sentido se empleó en los primeros años.

Pero su uso fue evolucionado y hoy día encontramos en el trabajo de algunos autores una madurez notable en el empleo de diversas tradiciones musicales que escapa de encorsetamientos. Tanto en el caso de Sissako como de Sené Absa, el empleo de la música forma parte esencial de lo que para ellos significa hacer cine. Sus obras son críticas y de gran valor artístico experimentador en el plano del contenido y lo formal. Estudiando determinados fragmentos de sus filmes comprobaremos cómo existe una consciencia en la elección de un motivo musical o canción para explicar la importancia de la banda de sonido y explicar las enormes posibilidades que se le han ido abriendo. Pretendo así demostrar cómo la madurez en el uso de la música ha alcanzado altas cotas en el cine africano contemporáneo y cómo no es posible simplificar en tendencias generales el empleo que de la misma realizan algunos directores actuales
Bibliografia

ARMES, Roy. AFRICAN FILMMAKING. North and South of the Sahara. Bloomington and Indianapolis: Indiana University Press, 2006.

BAKARI, Imruh & Mbye CHAM (eds.). African Experiences of Cinema. London: British Film Institute, 1996.

BÂ, Mariama. Mi carta más larga. Madrid: Eds. Zanzíbar, otras narrativas: 2003.

GADJIGO, Samba (ed.). Ousmane Sembene: Dialogues with Critics and Writers. Amherst: University of Massachusetts Press: 1993.

CHION, Michel. Audio-vision: sound on screen. New York: Columbia University Press, 1994.

________. The voice in cinema. New York: Columbia University Press, 1999.

MONTERDE, José Enrique. El Sueño de Europa, cine y migraciones desde el Sur. Madrid: Festival de Granada- Cines del Sur y Junta de Andalucía, 2008.

MURPHY, David & Patrick WILLIAMS. Postcolonial African Cinema. Ten directors. Manchester & New York: Manchester University Press, 2007.

PAVIS, Patrice. El análisis de los espectáculos. Teatro, mimo, danza, cine. Barcelona: Paidós Comunicación 121, 1996.